Formas de pago


Las empresas, en su actividad comercial nacional de compra-venta o internacional importación-exportación, realizan pagos y cobros habitualmente.
En toda transacción económica hay dos partes:
·       Vendedor: Proveedor o exportador (genera una corriente de cobros hacia el comprador)
·       Comprador: Cliente o importador (genera una corriente de pagos hacia el vendedor)
La estrategia comercial de cada empresa determinará la forma de cobro o pago que se hará en cada operación, estableciéndose unas formas y condiciones de cobro y de pago.
Clasificando las formas de pago atendiendo al tiempo transcurrido entre la prestación del servicio o suministro del bien y el cobro del mismo tenemos: pago anticipado, pago al contado y pago aplazado que detallaremos a continuación.

1.         Pago anticipado

En esta forma de pago el proveedor exige al cliente el pago previo a la recepción de la mercancía o prestación del servicio. Si se suministran mercancías, la solicitación del pago se hace normalmente en el momento de hacer el pedido; y si es un servicio, en el momento del encargo del mismo o a la firma del contrato.
Es frecuente esta modalidad cuando:
·       Inicio de las relaciones comerciales
·       La solvencia del cliente son desconocidas por la empresa proveedora o existen dudas.
Se prestan servicios profesionales de abogados, consultores, economistas.
Los medios más utilizados son: cheque, metálico, transferencia bancaria, giro, tarjetas bancarias e ingreso en cuenta.
Normalmente en la práctica no se realiza la totalidad del pago anticipado sino que se realiza un porcentaje del pago anticipado y otro porcentaje 

2.         Pago al contado

En esta forma de pago el cliente abona el importe de la factura en el momento de la recepción de la mercancía o de la prestación del servicio.
Es frecuente esta modalidad cuando:
• Se realiza una venta directa entre empresas o de empresas a particulares.
• Se producen las primeras transacciones comerciales entre empresas.
Los medios más utilizados son los mismos que en el pago anticipado.

3.         Pago aplazado

También denominada a crédito, consiste en el consentimiento, por parte del proveedor, del aplazamiento del cobro de las facturas. Es la forma más extendida en las relaciones comerciales entre empresas, existiendo varias modalidades de aplazamiento.
• Aplazamiento parcial. El proveedor cobra una parte de la factura al contado y el resto queda aplazado.
• Aplazamiento en un solo pago. El importe de la factura se aplaza a un solo pago.
• Aplazamiento fraccionado. La factura se abona en varios plazos previamente acordados entre el proveedor y el cliente.
Los medios más utilizados son letras de cambio, pagarés, recibos y aceptación domiciliada de facturas; y los plazos más comunes son 30, 60 y 90 días.
Hoy en día es cada vez más habitual que las empresas tengan acuerdos o convenios con entidades financieras para facilitar el cobro aplazado de sus clientes con plazos que van desde 3 meses hasta 12 o incluso 24 meses con intereses muy bajos. En este caso conjuntamente al contrato de compra-venta el cliente debe firmar el contrato de financiación con la entidad financiera correspondiente la cual le pedirá previamente cierta documentación con el fin de asegurar la solvencia del cliente.

Entradas populares de este blog

Como descargar ebook pasarlo a epub y eliminar drm

Como instalar Mac OS X Lion Theme en Lubuntu / LXDE

Como ver fútbol online en cualquier dispositivo PC, tablet, móvil y TV